Lorena Borrero: Bélgica – Navidad mágica en Gante

poza1 [640x480]

La bella ciudad de Gante vive de una manera especial las fechas navideñas. Se viste de gala desde el 4 de diciembre hasta el 3 de enero y quienes la visiten en estas fechas disfrutarán, además de la calurosa acogida de los ganteses, de un mercadillo con más de 130 puestos, una noria gigante y un castillo medieval encantado.

poza3 [640x480]

La ciudad que vio nacer al emperador Carlos I de España y V de Alemania se llena de luz, alegría y magia durante las fechas navideñas. Se envuelve del acogedor espíritu navideño propio de las ciudades de Flandes. Las llamadas Festividades de Invierno en Gante comienzan el 4 de diciembre y se prolongan hasta el 3 de enero. Durante todo este tiempo se incorporan a la fisonomía medieval de su centro histórico una pista de patinaje, una noria gigante y el tradicional mercadillo navideño.

Se puede decir que el centro de Gante se transforma en un “país de las maravillas invernales”. La pista de hielo se abre a todo el público bajo la moderna estructura de madera del pabellón municipal, muy cerca de la Catedral, que también cobija bajo su imponente arquitectura a una noria gigante desde la que se contempla todo Gante desde las alturas. Una vez abajo, el Korenmarkt, el mercadillo navideño, es visita imprescindible. Hay que recorrer su variedad de puestos –más de 130, muchos de ellos internacionales, con productos de su tierra de origen– y degustar en ellos las deliciosas especialidades flamencas: chocolates, galletas y el típico vino caliente con especias.

La Catedral de Gante, con el famoso retablo de los hermanos Hubert y Jan van Eyck (la “Adoración del cordero místico”), y las bellas casas burguesas en los antiguos muelles Graslei y Korenlei son otra visita imprescindible para quien visita esta bella población por primera vez, pero si hay un protagonista destacado de Gante durante estas fechas, ese es el Castillo de los Condes o Castillo de Gravensteen, la espectacular fortaleza ubicada en el casco urbano de la ciudad.

poza2 [640x480]

Es el único castillo medieval en Flandes con su sistema de defensa casi intacto. Esta fortificación construida sobre el río Lys se puede visitar durante todo el año: el interior de las diferentes salas, las murallas, la subida a la Torre del Homenaje (imprescindible) y las estancias donde pernoctaban y hacían vida doméstica los sucesivos condes que lo habitaron.

Cada sala alberga un museo que expone, entre otras piezas, la historia de la vida carcelaria medieval y una impresionante colección de armas y de los instrumentos de tortura más dolorosos de todos los tiempos. Pero la mejor visita es, sin duda, en Navidad. Es ahora cuando se convierte en un “castillo encantado”, lleno de luz, con sus mesas decoradas de fiesta y repletas de manjares calientes, y con el sonido de los villancicos que llegan procedentes de las diversas salas.

Un paseo de ensueño

Además de las novedades navideñas, hay una actividad en Gante especialmente recomendable: el “paseo iluminado”. En 1998 la ciudad puso en marcha un plan integral de iluminación para el casco antiguo. Gracias a este proyecto, se realzaron con luz los principales monumentos, edificios, puertas históricas de acceso a la ciudad, avenidas, calles comerciales, parques y plazas. No solo se embelleció la ciudad sino que contribuyó a aumentar la sensación de seguridad ciudadana. En un principio se iluminaron solo los edificios emblemáticos del casco antiguo, pero a partir del 2010 se añadieron los barrios periféricos.

En la actualidad, el plan de iluminación de Gante se propone cumplir con tres objetivos: realzar el paisaje urbano nocturno, disminuir la contaminación lumínica y reducir el consumo energético del alumbrado público. La página web visitgent.be incluye un mapa básico para disfrutar de este paseo, que se puede imprimir o descargar. El paseo completo dura unas dos horas, pero se recomienda realizarlo antes de medianoche, ya que a partir de las doce en punto se sustituye la iluminación decorativa por el alumbrado funcional. En el mapa también aparecen numerados otros edificios y monumentos iluminados que se encuentran fuera de la ruta de este paseo singular.

Un material realizado por Lorena Borrero – Occidentul Romanesc

Citește și