Entrevista con Sr. César Sánchez Pérez, licenciado en Sociología y político de la ciudad de Calpe

72

Entrevista con Sr. César Sánchez Pérez, licenciado en Sociología y político de la ciudad de Calpe

Después de adquirir experiencia cómo alcalde de Calpe, diputado en las Cortes Generales Valencianas, presidente de la Diputación de Alicante, secretario de Transparencia del Partido Popular y varias funciones administrativas y políticas, Ud. vuelve a postularse para el puesto de alcalde de Calpe. ¿Por qué ahora y por qué otra vez aquí?

Vuelvo a Calpe porque mi mayor ilusión es ser de nuevo alcalde de Calpe. He tenido muchas responsabilidades a lo largo de estos últimos años, he aprendido mucho, he acumulado muchas experiencias, he estado en la Diputación, en el Congreso, he viajado a nivel internacional, y lo más bonito que me ha pasado en mi vida es ser alcalde de Calpe. Tengo muchos proyectos pendientes. Además, tengo la ilusión de hacer de Calpe el lugar más sostenible de todo el Mediterráneo y al mismo tiempo con más oportunidades de empleo de calidad de todo el Mediterráneo.

¿Qué tiene Calpe tan especial? ¿Qué es lo que lo individualiza en el cuadro de la costa alicantina, o sea del Mediterráneo y de toda España?

Para empezar: su gente. Porque su gente es acogedora, su gente es trabajadora. Son personas que viven con mucha ilusión en nuestro pueblo. Esto se ve en las tradiciones, y se ve también en la forma en la que cogemos a la gente que viene a vivir con nosotros, personas que se convierten desde el minuto uno en nuevos calpinos.

Justamente este es un tema interesante, puesto que, como resulta de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), unos 82,3 % de los calpinos provienen de otros lugares. Los extranjeros de Calpe ocupan más de la mitad del total de sus habitantes, siendo los rumanos la tercera nación, después de los españoles y los británicos. La mayoría de los calpinos no es nacida en Calpe.

Yo tampoco. Yo soy un calpino de adopción, cómo tantos y tantos rumanos, alemanes, británicos, belgas, franceses o españoles de otros sitios distintos, que han venido vivir y han venido buscar oportunidades. Calpe es una ciudad de oportunidades y lo que queremos es que sea el mejor lugar para vivir de todo el Mediterráneo, con mucha calidad de vida y que la gente pueda encontrar puestos de trabajo de mucha calidad.

No obstante, se puede presumir que los calpinos „de verdad” tengan algunos intereses divergentes de los que provienen de lugares ajenos. ¿Cómo intentarán tratar estas visiones distintas?

Para mí, los calpinos de verdad son todos, los que nacieron aquí y los que acaban de llegar hace diez minutos. Ser calpino no es un lugar de nacimiento, ser calpino es una voluntad de querer formar parte del pueblo.

Sin embargo, Ud. sigue cumpliendo funciones importantes en organismos políticos a nivel regional y nacional, pero, en vez de continuar su carrera ascendiente, prefiere volver a su pueblo. ¿Nunca pensó en priorizar el camino más alto?

Bueno, yo creo que lo más importante que le puede pasar a alguien es ser alcalde de su pueblo, nada más bonito y nada más importante. Yo he tenido otras responsabilidades, pero lo más importante fue ser alcalde de Calpe. Yo quiero y voy a trabar duro para volver ser alcalde de Calpe, porque, además, creo que estoy preparado para poder hacer de Calpe un lugar mejor. Creo que soy la persona que mejor está preparada de todos.

¿Van a continuar los proyectos que empezaron hace algunos años, cuando fue alcalde, o prefiere encaminar otra dirección?

Quiero implementar nuevas políticas en materia muy especialmente de respeto al medio ambiente. Vamos a apostar muchísimo por nuevos espacios verdes, vamos a apostar por energías renovables, vamos a apostar por más carril de bicis, vamos a apostar por un turismo de más calidad, que nos permita tener empleos de más calidad. Mi máximo objetivo es que los trabajadores de Calpe tengan mejores salarios. Y para que tengan mejores salarios es importante que venga un turismo de más calidad y más poder adquisitivo.

¿No le preocupa la posibilidad de que, igual cómo pasó en los años setenta con el alcalde de Benidorm, tan contestado por su decisión de abrir las puertas al turismo moderno de aquel entonces, Ud. también va a enfrentarse con la oposición de los operadores turísticos grandes, los que optaron para la fórmula “sol y playa al alcance de todos”?

Bueno, yo creo que lo más importante es tener claro adónde vamos. Y lo que quiero es que los camareros en Calpe ganen más. Y para que ganen más tiene que venir gente de más dinero. Y la gente que hoy en día viaja y se gasta más dinero, es gente que busca lugares sostenibles y lugares con oferta cultural, además de la oferta de playa. Por tanto, lo que vamos a hacer es mejorar nuestra oferta cultural y mejorar nuestros espacios naturales, para ser más atractivos a la gente que se gasta más dinero. Yo, lo que quiero, es que, si alguien trabaja en un comercio, gane más dinero. Si alguien trabaja en un restaurante y es camarero, o cocinero, gane más dinero. Pero, para eso, la gente que va a esos comercios y restaurantes tiene que tener más dinero. Por eso, hay que acabar ya con el turismo de masas y tenemos que, decididamente, apostar para el turismo de calidad.

Volvemos al tema de la cultura. De hecho, aquí, en la costa, es difícil encontrar actuaciones y obras compatibles con la alta cultura. Solemos viajar hacia ciudades cómo Valencia o Madrid, para acudir a actuaciones excepcionales. Por eso, supongo que el aumento de oferta cultural en estos entornos nos va a llegar a través de los medios digitales. ¿Cuál es la manera concreta en la cual intentaran atraer cultura en nuestra zona?

Sí, vamos a hacer una apuesta para la digitalización. Lo que pasa es que el programa electoral lo vamos a lanzar más adelante. Pero sí que va a ver una apuesta importante por la digitalización, y también por la seguridad. Vamos a apostar por la seguridad digitalizada a través de la videovigilancia en las entradas del municipio, para tener un lugar más seguro también, en el que poder vivir.

De hecho, se nota que, por ejemplo, el nuevo sistema de reservas para aparcamientos de vehículos en Calpe resulta difícil de operar. Supongo que no todo va a complicarse tanto…

Bueno, yo creo que habrá un periodo de transición, pero la gente, al final, lo va a agradecer. Nosotros, lo que queremos, es que Calpe sea un lugar más sostenible, más inteligente y al mismo tiempo que apueste por la cultura.

Es decir, una smart city.

Exactamente, pero con una fuerte apuesta por la cultura.

Supongo que Calpe va a beneficiarse de la amplia experiencia acumulada por Ud.  a nivel regional y superior, ¿es verdad?

Absolutamente. Soy actualmente el portavoz del medio ambiente en el Congreso y he viajado mucho durante estos años. He participado en las cumbres internacionales de lucha contra el cambio climático. He estado en Roma, en Glasgow, en Egipto (en la última COP 27 – Clima Change Conference of the Parties) y he estado representando a España en esos organismos internacionales. Y entonces, en todos estos organismos internacionales en los que estoy participando y he participado, he aprendido que es muy importante que nosotros actuemos en local, para dar un mensaje en global. Es decir, que tenemos que ser el cambio que queramos ver en los demás y, aunque nosotros seamos un pequeño municipio y que, á priori, haya mucha gente que piense que nosotros solos no vamos a cambiar el mundo, nosotros mejoremos nuestro entorno ambiental, natural, nuestra apuesta por la economía circular, una economía respetuosa con el medio ambiente, una economía que estrene nuevos empleos. Si nosotros hacemos eso, sí que le vamos a pedir al resto de pueblos, al resto de países de que también lo hagan. Pero tenemos que practicar con el ejemplo.

Entonces, ¿Calpe va a tener un papel innovador, de pionero?

Va a tener una agenda, una agenda propia de apuesta por el medio ambiente y la economía sostenible.

Para concluir, qué mensaje tiene para los extranjeros establecidos en Calpe, especialmente para los rumanos. Si yo entiendo bien, la apuesta es de no verlos o tratarlos de extranjeros. Es un mensaje de bienvenida a todos, ¿verdad?

De integración total y absoluta. Para mí, ellos todos no son extranjeros, son calpinos.

Estoy segura de que su mensaje conmovedor y noble encontrara adeptos. ¡Gracias por su tiempo y por compartir con nosotros sus deseos tan sinceros!

Gabriela Căluțiu Sonnenberg, en Calpe el dia 10 de abril de 2023
Foto: Archivo del Occidente Rumano