Maria Ramona Bodescu Pascariu ilustre abogada y mediadora en España

33

Maria Ramona Bodescu Pascariu es una abogada y mediadora de origen rumano con una destacada trayectoria en el ámbito juridico. Licenciada en derecho tanto en Rumanía como en España, Ramona Bodescu desarolló su experiencia en diversas ramas del derecho, incluyendo derecho civil, mercantil, inmobiliario y de familia.

En el 2013, fundó su propio despacho de abogados con sede en Benicarló y otro despacho en Castellón de la Plana, en la Comunidad Valenciana. A través de sus despachos, ofrece servicios legales a particulares y empresas de España.

Con una serie de estudios y especializaciones en derecho y mediación, Ramona Bodescu es conocida por su enfoque profesional y dedicación para resolver casos complejos y cuestiones legales sensibles en la Comunidad Valenciana del Reino de España. Sus áreas de especialización abarcan desde el Derecho Internacional Privado hasta el Derecho de Familia. Con sus amplias competencias, contribuye a resolver diversos asuntos legales y a facilitar la mediación en situaciones difíciles.

Maria Ramona Bodescu Pascariu fue nominada en la campaña de excelencia rumana fuera de las fronteras de Rumanía, „¡Apoyamos la excelencia!”, cuarta edición, 2023-2024, lanzada por Occidentul Românesc el 15 de enero de 2015.

¿Qué la inspiró a elegir la carrera de abogada y mediadora, y cómo llegó a especializarse en estos campos?

Como fuente principal de inspiración para la elección y desarrollo de una carrera en la abogacía, puedo afirmar sinceramente que mí madre fue mí guía, brindándome orientación y apoyo constante a lo largo de todo mí camino. Reconozco que cada éxito que he tenido en mí carrera como abogada es, en cierta medida, el resultado de las lecciones y valores que he adquirido de ella. En los días difíciles, cuando me enfrenté a desafíos o a decisiones complejas, siempre busqué los consejos y la sabiduría de mí madre. Ella me enseñó que la abogacía no se trata sólo de la aplicación fría de las leyes, sino también de ser una voz para quienes lo necesitan, un defensor de los derechos y un mediador entre la justicia y las personas a las que represento.

Mi agradezimiento hacia mi madre no se limita sólo a los consejos que compartió conmigo, sino también al ejemplo que ofreció mediante su dedicación y pasión por la justicia. A partir de sus enseñanzas, entendí que la abogacía no es sólo una carrera, sino también una vocación, una manera de hacer cambios en el mundo y apoyar las causas justas. Así, cada éxito que obtengo en mí carrera como abogada refleja las lecciones y el apoyo brindado por mí madre. Ella es el faro que me ha guiado en la complejidad de este campo y me ha enseñado que el poder de la ley siempre debe ir acompañado de responsabilidad y compasión. Estoy agradecida por haber tenido el privilegio de tener una inspiración tan valiosa en mí vida y porque, gracias a ella, me he convertido no sólo en una abogada, sino también en defensora de los valores y principios que nos definen como sociedad.

¿Cómo fue el proceso de obtener la licencia en derecho tanto en Rumanía como en España, y cómo influyó esto en su enfoque en el ámbito legal?

El proceso de de homologación de mí licenciatura en España fue una experiencia compleja pero extremadamente beneficiosa para mí desarrollo profesional en el ámbito legal.

Comencé mis estudios en la Universidad de Derecho Danubius de Galați y después graduarme decidí solicitar la homologación al título de licenciado en derecho en España. Tuve que presentar la solicitud ante el Ministerio de Educación y la resolución de homolgación vino condicionada a una prueba de aptitud que tuve que superar. Esta etapa estuvo llena de sorpresas tanto para mí como para mí tutor, implicó la toma de decisionmes importantes para el desarrollo de mí carrera.

Para cumplir con los requisitos formativos necesarios para el reconocimiento de mí título, decidí inscribirme en la Facultad de Derecho Francisco Vitoria en Madrid. Esta decisión estuvo motivada por el deseo de comprender mejor las diferencias existentes entre el sistema legal rumano y el español y, al mismo tiempo, obtener el reconocimiento completo de mis estudios. Teniendo a mí disposición sólo dos años para conseguir este reto, me vi desafiada a combinar con éxito el aprendizaje y la práctica jurídica. Un momento importante en mí carrera fue el reconocimiento de mis estudios de Rumanía, lo que me abrió la puerta a ejercer la profesión de abogada en España. Este logro no fue sólo un éxito personal, sino también una fuente de satisfacción profesional al contribuir significativamente a mi desarrollo como abogada.

Más adelante, en el 2013, me inscribí como miembro del Colegio de Abogados de Castellón de la Plana, marcando oficialmente mi entrada en el mundo jurídico español. Para consolidar mis conocimientos y habilidades, cursé un Máster en Práctica Jurídica en la Universidad Internacional de La Rioja y un Máster en Mediación en Asuntos de Familia en la Universidad Jaime I de Castellón. A lo largo de mi carrera, he tenido el privilegio de ser colaboradora en la práctica externa en la Universidad Jaime I de Castellón, una oportunidad que me ha permitido compartir mis conocimientos y contribuir a la formación de futuras generaciones de profesionales en el campo jurídico.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentó al abrir y gestionar su propio despacho de abogados?

Abrir y gestionar mi propio despacho fue un viaje lleno de desafíos y aprendizajes. Uno de los mayores desafíos fue establecerme en el mercado profesional español. Ingresar a este campo como profesional autónomo conlleva una serie de obstáculos, especialmente al competir con otros despachos de abogados ya asentados en el mercado. Construir una reputación sólida y ganar la confianza de los clientes ciertamente implicó un esfuerzo continuo y un arudo trabajo.

La colaboración con vario desoachos de abogados en varias ciudades también implicó manejar aspectos complejos, como coordinar esfuerzos y alinear estrategias con otros socios. El hecho de que actúo en colaboración con despachos de diversas localidades, incluyendo Bucarest, Roman, Sibiu y Craiova, conlleva  una dimensión adicional de complejidad en la gestión eficiente de recursos y comunicación entre los equipos implicados.

Trabajar en casos pro bono y colaborar con diversas organizaciones, iglesias, partidos políticos y asociaciones indica una preocupación especial por los aspectos sociales y comunitarios. Esto conlleva desafíos específicos, incluida la gestión del equilibrio entre proyectos con impacto social y la necesidad de mantener la viabilidad financiera del despacho.

Otro desafío notable es la oferta de consultoría en una amplia gama de áreas legales, como derecho civil, mercantil, inmobiliario, inmigración y familiar, tanto para personas físicas como jurídicas. Esto requiere una experiencia extensa y actualizada en una variedad de áreas legales, y demanda una adaptación constante a los cambios legislativos y jurisprudenciales.

La reconocimiento y ejecución de sentencias en España dictadas por jueces de Rumanía también representa un desafío específico, exigiendo un profundo conocimiento de los sistemas legales de ambos países y navegar por procedimientos complejos de reconocimiento internacional de decisiones judiciales.

¿Puede ofrecer algunos ejemplos de mandatos complejos que ha abordado y cómo logró resolverlos con éxito?

Los diversos encargos que abordo son complejos y abarcan cuestiones de derecho internacional privado, derecho mercantil, inmobiliario, civil o derecho de familia, y derecho de extranjería. Entre ellos, menciono algunos: Me he encargadode casos de fraude y blanqueo de capitalesante la Audiencia Nacional de Madrid, en el que se investigaron penalmente a 103 personas; casos tratas de seres humanos  y pertenencia a organización criminal en la Audiencia Provincial de Castellón; casos de  competencia internacional en el Juzgado de Vinaros. El éxito en estos casos implica compromiso, seriedad, colaboración con el fiscal del caso, negociación y empatía.

¿Cómo se involucra en la comunidad rumana y contribuye al desarrollo profesional de otros abogados o mediadores?

Me involucro activamente en la comunidad rumana en Castellón mediante la participación en diversas organizaciones e instituciones que promueven el intercambio cultural, respaldan la comunidad rumana en España y contribuyen al desarrollo profesional de sus miembros. En primer lugar, soy miembro activo de la Asociación Cultural rumano-española, ACSE RO-ES, y de la Asociación Rumana Benicarlo 2006. Estas organizaciones representan puentes de conexión entre la comunidad rumana y la sociedad española, facilitando intercambios culturales, organizando eventos y brindando apoyo a los miembros en diferentes aspectos de sus vidas en el extranjero.

En calidad de profesor de Practicas Externas en la Universidad Jaime I de Castellón, comparto mis conocimientos en el ámbito jurídico, guiando a los estudiantes hacia una comprensión más profunda de la práctica jurídica y del sistema jurídico español. Esta participación directa en la formación de futuros profesionales constituye una parte esencial de mi contribución al desarrollo profesional de otros abogados y mediadores.

En el ámbito político, represento el interés de la comunidad rumana en el Partido Popular de Castellón, como representante del Área de Inmigración. Esta posición me ofrece la oportunidad de destacar las necesidades y desafíos que enfrenta la comunidad rumana en relación con la inmigración. Como mediadora inscrita en el Ministerio de Justicia – CEMICACS, ofrezco servicios de mediación para resolver conflictos de manera eficiente y equitativa, contribuyendo así a mantener una atmósfera armoniosa en la comunidad.

Además, colaboro con TVRI en el programa „Tu Abogado”, donde comparto información legal relevante y brindo consejos prácticos. A través de esta presencia mediática, tengo la intención de informar a la comunidad rumana sobre sus derechos y los procesos legales, y como miembro del Colegio de Abogados de Castellón – ICACS, participo en sus actividades. Mi participación activa en estas organizaciones e instituciones refleja mi compromiso con el desarrollo de la comunidad rumana y la abogacía, brindando apoyo y compartiendo mi experiencia para contribuir a una sociedad más informada e integrada.

¿Qué consejos daría a los jóvenes que desean seguir una carrera en derecho y mediación?

La pasión es la clave del éxito. Para aquellos apasionados por la justicia y la resolución pacífica de conflictos, la carrera de derecho puede ser una extraordianaria elección. Animo a los jóvenes con tal pasión a identificar las áreas específicas del derecho o de la mediación que más les fascinen. Sea cual sea ese aspecto, ya sea derecho penal, civil, mercantil o de familia, la pasión jugará un papel crucial en su éxito.

La experiencia práctica desde la universidad, como pasantías, prácticas o voluntariado en bufetes de abogados o centros de mediación, les brindará una perspectiva real de lo que significa trabajar en el campo del derecho y la mediación. Tanto en el derecho como en la mediación, las habilidades de comunicación son esenciales. Deben mejorar su habilidad para hablar en público, escribir, escuchar activamente y negociar para convertirse en profesionales eficientes.

Les aconsejo que se unan a organizaciones estudiantiles, participen en conferencias o eventos relacionados con el campo. Construir una red de profesionales desde la etapa estudiantil les puede abrir puertas importantes en el futuro, y elegir mentores en este campo, ya sean abogados experimentados o mediadores con una carrera sólida, les puede ofrecer orientación, consejos útiles y una perspectiva real de la vida profesional.

La profesión de abogado o mediador no es sólo una carrera, sino también una oportunidad para generar cambios positivos en la vida de las personas y en la sociedad en general. Con dedicación, pasión y aprendizaje continuo, pueden construir una carrera exitosa en derecho y mediación.

¿Cómo cree que se pueden mejorar las relaciones legales entre Rumanía y España, teniendo en cuenta su experiencia?

En calidad de profesional involucrada tanto en el sistema jurídico rumano como en el español, considero que mejorar las relaciones legales entre Rumanía y España requiere un enfoque integral que se centre en varios aspectos clave, siendo la comunicación un elemento esencial en este esfuerzo. El fomento del diálogo entre las autoridades judiciales es crucial. Se debe intensificar el diálogo y la colaboración directa entre las autoridades judiciales de ambos países. El intercambio de información y experiencias puede contribuir a una mejor comprensión de los sistemas legales recíprocos, facilitando así la resolución de problemas transfronterizos y acelerando los procesos legales. Una mayor afinidaden el marco legal puede facilitar el reconocimiento mutuo de las sentencias judiciales y simplificar los procedimientos para los ciudadanos y las empresas involucradas en litigios transfronterizos.

El intercambio de conocimientos y la colaboración entre abogados y mediadores de Rumanía y España son esenciales. La organización de conferencias, seminarios y programas de formación conjunta puede mejorar la comprensión mutua y fortalecer las redes de profesionales de ambos países. La implementación de plataformas electrónicas y otras herramientas digitales puede simplificar los procedimientos administrativos y contribuir a la eficiencia en la cooperación entre tribunales y profesionales del ámbito legal.

La promoción de intercambios académicos y la colaboración entre las facultades de derecho de Rumanía y España pueden contribuir a la formación de futuros profesionales de manera que refleje mejor las realidades legales de ambos países. La promoción de la mediación en la resolución de disputas puede aliviar la carga del sistema judicial y proporcionar soluciones más rápidas y eficientes en casos específicos. El desarrollo de mecanismos eficientes de mediación transfronteriza puede ser beneficioso para los ciudadanos y las empresas involucrados en conflictos.

A través de estos esfuerzos, es posible establecer una base sólida para mejorar las relaciones legales entre Rumanía y España. La comunicación constante y la colaboración entre los actores del sistema legal pueden contribuir a una mejor comprensión mutua, simplificar los procesos legales y consolidar las relaciones entre los dos países.

¿Cuáles son sus proyectos u objetivos futuros en el ámbito legal y de mediación?

En el ámbito juridico y de mediación, he emprendido una serie de proyectos y he establecido objetivos claros para desarrollar mi experiencia y contribuir a la evolución de este campo vital. Uno de mis objetivos futuros es consolidar mis conocimientos en mediación y resolución alternativa de disputas. También tengo planes de involucrarme activamente en la promoción de la mediación como método de resolución de conflictos, tanto en la comunidad legal como entre el público en general. Tengo la intención de organizar eventos de concienciación, escribir artículos y participar en debates que destaquen los beneficios de la mediación en comparación con el proceso judicial tradicional.

Otro objetivo importante para mí es desarrollar experiencia en derecho digital y protección de datos. En la era de la tecnología avanzada, considero que es esencial comprender y abordar los desafíos legales relacionados con el uso de la tecnología y el procesamiento de datos personales. Por lo tanto, tengo la intención de especializarme en esta rama del derecho y participar en proyectos que busquen desarrollar y mejorar la legislación de protección de datos.

Además, mi objetivo es contribuir al desarrollo del campo legal a través de la participación activa en la investigación. Obtener un doctorado en derecho es uno de mis principales objetivos a largo plazo. Este proyecto implica una investigación profunda y original sobre un tema de interés en el campo legal y brindará la oportunidad de realizar contribuciones significativas al desarrollo del conocimiento legal.

En general, mi enfoque futuro en el ámbito legal y de mediación se centra en el desarrollo continuo de conocimientos y habilidades, la promoción de métodos alternativos de resolución de disputas, la adaptación a los cambios tecnológicos y la contribución al progreso académico a través de la obtención de un doctorado en derecho. Estos proyectos reflejan mi compromiso de contribuir a la evolución del campo y de ofrecer soluciones innovadoras en un entorno legal en constante cambio.

Registrado por: Occidentul Romanesc

Fotografías: Archivo personal de Ramona Bodescu